Apoyos Elastomericos - Materiales y Fabricacion

Dimesiones de apoyos

Procedimiento de fabricación

Los apoyos elastoméricos pueden fabricarse sin refuerzo o con refuerzo de acero dependiendo de los cálculos de cada caso en particular.   De acuerdo a las normas técnicas de referencia, utilizamos aceros ASTM A36 o AISI 1020.

Los apoyos que no llevan refuerzo (son bloques 100% de hule) pueden fabricarse en piezas individuales, o  ser cortados a partir de láminas del compuesto de hule que cumpla las especificaciones técnicas internacionales.  No cualquier hule fabricado con Neopreno cumple.  Deben acatarse las normas específicas para cada caso en particular.

Los apoyos que por su dimensión y carga deben  llevar placas de acero en su interior se fabrican de acuerdo a las especificaciones de cada caso.  El tipo de acero, su espesor y número de placas se determina de acuerdo a los cálculos realizados.  Los apoyos de este tipo  sólo pueden fabricarse a partir de moldes de acero hechos a la medida.   El hule crudo y el acero ya tratado especialmente, se cargan en el molde. Las placas de acero ya se han  tratado de acuerdo a un procedimiento específico que garantiza la adhesión química al hule e impide su oxidación.  La prensa hidráulica comprime el material de acuerdo a una secuencia de diferentes presiones; ahí el apoyo recibe un rango de temperaturas hasta llegar al límite prefijado por la rehometría, que también ha indicado el tiempo total de vulcanización.  

La pieza, una vez vulcanizada, pasa a  Control de Calidad donde se efectúan las pruebas correspondientes que garantizan el cumplimiento de la norma técnica aplicable.

Los Materiales:

Tanto para el hule, como para el acero utilizados para el refuerzo de los Apoyos, deben cumplirse especificaciones técnicas.

Los apoyos elastoméricos se fabrican a partir de Hule Natural o de Policloropreno (Neopreno® es la marca más conocida de este polímero).  Partiendo de materias primas vírgenes, se diseñan formulaciones de los compuestos que han de cumplir con especificaciones mecánicas estrictas, establecidas en las normas AASTHO M-251 y ASTM D4014.  Todo fabricante serio de apoyos, debe tener un Laboratorio de Ensayos que le permita verificar el cumplimiento de los requerimientos de estas normas.

Como forma de clasificar los materiales aprobados, ASTM y AASHTO establecen 3 tipos de hule basados en la dureza del compuesto vulcanizado.  Sin embargo, la dureza no es para nada el único criterio técnico a considerar:  Valores específicos de resistencia a la tensión, elongación, compresión y cortante entre otras propiedades, van asociados a cada valor de dureza usado para clasificar los materiales.

El escoger apropiadamente la dureza (y con ella el conjunto de propiedades que implica) es junto con las dimensiones y el número de placas de acero, son también aspectos fundamentales del diseño de los apoyos.

Existen apoyos para puentes que no son de hule, sino de acero (sistemas de rodillos, visagras, esferas u otros elementos móviles), pero su uso en el mundo es cada vez más reducido por el mantenimiento que requieren: limpieza y lubricación periódicas.  De no realizarse el mantenimiento dejan de funcionar.  AASHTO y ASTM de Estados Unidos especifican solo los apoyos de hule y  la mayoría de los Códigos de Construcción de Puentes y Carreteras en América Latina hace referencia a estas dos normas.

Los APOYOS DE HULE son los únicos que funcionan longitudinal, transversal y verticalmente, e incluso permiten cierto grado de movimiento rotacional.    Ningún apoyo mecánico de acero puede igualar ese desempeño.