Reseña

Don Fernando Castro Avilés, industrial reconocido en Costa Rica en la industria jabonera y tabacalera, incursiona como hobby una incipiente fábrica de productos de hule en San José, en 1936. Inicia su compañía utilizando prácticas que demorarían décadas en volverse comercialmente populares: el reciclaje de productos de hule, inicialmente para la fabricación de tacones para calzado. Años después, en 1945, decide instalarse en Escazú, pueblo entonces rural a 7 km la capital.  Es por ello que sus descendientes fijan como año de fundación, 1945.

Dos años después de su fallecimiento, en 1968, su hijo político don Rodolfo Borbón Sartoresi se hace cargo de la industria y como egresado de la U.C.R, e incursiona en el mundo de los elastómeros exitosamente y con valiosa asistencia técnica de Bayer A.G y DuPont de Nemours.  Así logra tecnificar la empresa, incursionando en el mezclado de materias primas vírgenes y desarrollando productos de alta calidad, lo que le brinda el  reconocimiento en el ámbito empresarial por su seriedad técnica y ética.

En los años 90, se incorporan a la empresa los nietos de don Fernando, jóvenes especializados en Ingeniería Industrial, Administración, Finanzas y Recursos Humanos que con su aporte profesional contribuyen a aumentar significativamente el nivel técnico y de gobernanza de la compañía, sobre la base solida de principios éticos fijados por su abuelo y mantenidos durante décadas por don Rodolfo.

Durante el año 2008, se decide dividir la compañía en dos divisiones:   Supertec HC, dedicada en ese momento a la comercialización de pisos vinílicos y de hule, y Elastec HC, división comercial orientada al diseño, fabricación y venta de piezas de hule de ingeniería para el mercado de la construcción y la industria especializada.

Al día de hoy, complementan el equipo humano de HC, Ingenieros Civiles, Mecánicos, Industriales y profesionales del área comercial y  administrativo-contable, que juntos hacen de la empresa, una compañía en constante crecimiento que sabe enfrentar sus retos y se abre con éxito al complejo mundo comercial moderno.